martes, 6 de mayo de 2014

Fin de semana en Oporto ("Mejor destino europeo 2014")

La ciudad lusa de Oporto ha sido elegida, por segundo año consecutivo, como el 'Mejor destino europeo 2014', entre diez ciudades europeas entre las que se encontraban Madrid, Berlín, Roma, Barcelona o Viena, informó la oficina de Turismo de Portugal.  Esta distinción "es el reconocimiento al trabajo que se viene realizando en promoción internacional" y las inversiones destinadas a "cuidar la diversidad, mantener la autenticidad del destino y dotarle de mejores estructuras de apoyo".

Oporto, denominada “la ciudad invicta”, es historia, es arquitectura, cultura, gastronomía, comercio, encuentros y descubrimientos, atesorando todo el encanto de las ciudades que cohabitan felizmente con su río.
Oporto

Según explica el organismo de turismo, esta distinción es “el reconocimiento al trabajo que se viene realizando en promoción internacional, Oporto sabe cómo hacer que los turistas se sienta como en casa, muy probablemente conquistará sus corazones y les dejará una impresión duradera, además se han realizado inversiones destinadas a cuidar la diversidad, mantener la autenticidad del destino y dotarlo de mejores estructuras de apoyo".

La ciudad le ofrece a los turistas, la posibilidad de pasear a lo largo del río Duero, por la ribeira, sobrevolar en helicóptero o descubrir su especial arquitectura, sus increíbles paisajes y los magníficos puentes navegando en un crucero por su majestuoso río.

Oporto es una ciudad que se disfruta a pie a pesar de las pendientes. Parte de su encanto está en las estrechas calles por donde circulan el olor a mar con los aromas del bacalao cocinado en las casas y restaurantes. El siguiente itinerario está pensado para una escapada de fin de semana, llegando el viernes por la tarde y regresando el domingo por la tarde. Es válido para otros días de la semana, pero tendríais que comprobar los horarios de apertura de cada museo y punto de interés (muchos cierran los lunes).

Para que el fin de semana sea provechoso, qué mejor que conocer bien la ciudad, y experimentar todo lo que nos puede ofrecer? Pues atención porque la escapada a Oporto de Reservalow.com incluye  City Tour panorámico por la ciudad válido durante 24h, y en el que recorrerás en bus turístico los principales puntos de interés. Para que no te pierdas nada! 

Llegada viernes tarde-noche...

Llegando el viernes a la ciudad, es más que probable que dispongamos de mucho tiempo para ver monumentos el mismo día, pero podemos aprovechar para pasear por la ciudad y ver algunas zonas interesantes.

Partiremos de la Avenida de los Aliados, en pleno centro de Oporto. Es una calle repleta de edificios modernistas entre los que se incluye el Ayuntamiento, una gran construcción en mármol y granito que encumbra la avenida. Caminando por la avenida y dejando atrás el Ayuntamiento llegaremos hasta la Plaza de la Libertad, la plaza más importante de Oporto. En su centro encontramos una estatua ecuestre del Rey Pedro IV.
Fin de semana en Oporto. Plaza de la Libertad

Girando a mano izquierda llegaréis hasta la estación de trenes San Bento, uno de los grandes tesoros de la ciudad. Su hall decorado con más de 20.000 azulejos en los que se relata la historia de Portugal os dejará impresionados.

Cuando salgáis de la estación bajad por la rúa de Mousinho da Silveira y después seguid recto por la rúa da Alfándega hasta llegar a la orilla del Duero.

Y dónde cenamos? Pues en el barrio de Ribeira encontramos decenas de restaurantes con terraza en los que poder degustar platos típicos portugueses mientras observamos el Duero, las bodegas y el Puente de Luis I.

Fin de semana en Oporto. Barrio de Ribeira

Sábado... primer día

La visita comienza a las 10 de la mañana en la Iglesia de los Clérigos; para comenzar bien el día, después de visitar la iglesia tendréis que subir a la torre. Las vistas privilegiadas de la ciudad hacen olvidar los más de 200 escalones de subida.
Fin de semana en Oporto. Iglesia de los Clérigos

Una vez de vuelta en tierra firme girad a la derecha en la rúa San Filipe Nery y al final de ésta a la izquierda por la rúa das Carmelitas. A la altura del número 144 está la Librería Lello e Irmao, una librería de ensueño que ha servido de escenario para rodar algunas escenas en películas como Harry Potter.

Fin de semana en Oporto. Libreria Lello e Irmao

Continuando por la rúa das Carmelitas llegaréis hasta la rúa do Carmo, donde podéis tomar el tranvía 22 que para enfrente de la Iglesia de Nuestra Señora do Carmo. La última parada del tranvía es la Plaza de Batalha, vuestro siguiente destino. Allí se encuentra la Iglesia de San Ildefonso con su peculiar fachada decorada con cientos de azulejos azules y blancos.

Fin de semana en Oporto. Iglesia San Ildefonso

Dejando la rúa 31 de Janeiro a mano izquierda llegaréis a la Rua Santa Catarina, una de las principales arterias comerciales de la ciudad. Avanzando por ella encontraréis a mano derecha el Café Majestic, un elegante café de los años 20 donde tomar algo y disfrutar de su ambiente histórico.

Fin de semana en Oporto. Café Majestic

Volviendo a Santa Catarina y avanzando un poquito más podréis ver la fachada de la Capilla de las Almas, una pequeña iglesia decorada con azulejos blancos y azules que a estas alturas ya os resultarán familiares.

Bajando por la rúa de Fernándes Tomás veréis el Mercado do Bolhao, un lugar nostálgico donde montones de vendedores exponen sus frutas y verduras como si por ellos nunca hubiera pasado el tiempo. Cuando salgáis del mercado tomad la rúa Formosa hasta la Avenida de los Aliados. Recorred la avenida, la Plaza de la Libertad y la rúa de Mousinho da Silveira hasta llegar a la rúa da Bolsa. En el edificio del Palacio de la Bolsa, una de las mejores visitas de Oporto, las visitas son guiadas y muestran aspectos muy interesantes del lugar y la historia que lo envuelve.

Fin de semana en Oporto. Palacio de la Bolsa

Doblando la esquina por la rúa da Bolsa está la Iglesia de San Francisco donde podéis ver su recargado interior y sus catacumbas.

Si aún tenéis tiempo y ganas, podéis aprovechar para visitar la Catedral. La mejor forma de subir hasta ella es coger el funicular al final de Cais da Ribeira. La Catedral y su claustro son dos de las visitas imprescindibles en Oporto; la catedral está merecidamente declarada Monumento Nacional. En el centro de la plaza de la Catedral veréis una columna que era utilizada para colgar a los criminales. Desde ese punto podréis disfrutar de unas vistas privilegiadas de la ciudad, del río Duero y de las bodegas que se encuentran a su vera.

A esta hora ya estaréis pensando dónde cenar. Si os gustó la zona de la Ribeira no es mala idea repetir, ya que es uno de los lugares más animados de la ciudad. Si estáis interesados en probar algo nuevo podéis dirigiros a la zona del Carmo, donde tomásteis el tranvía 22 por la mañana.

Segundo día (domingo)

Si el día anterior no tuvisteis tiempo suficiente para ver la Catedral, es un buen punto donde comenzar la visita. Podéis ir temprano ya que abre sus puertas a las 9 de la mañana. Después de visitar la catedral y el claustro y haber tomado algunas fotos de la ciudad desde las alturas, el Funicular dos Guindais os llevará hasta la parte baja de la ciudad.

Cruzando el Puente de Luis I llegaréis hasta Vila Nova de Gaia, localidad vecina de Oporto donde están situadas las bodegas de vino de Oporto. Recordad que con la oferta "Escapada a Oporto" tenéis la visita incluída a las Caves Quevedo!

Fin de semana en Oporto. Vila Nova de Gaia

Un guía os acompañará a lo largo de las instalaciones de la bodega explicando dónde hacen la vendimia y el proceso de elaboración de sus vinos. La diferencia fundamental del vino de Oporto con el resto de los vinos, es el aguardiente que le añaden para interrumpir la fermentación. De esta forma se conserva la dulzura original de las uvas conservando un alto nivel de alcohol. La idea de añadirle aguardiente al vino surge en el siglo XVII, cuando los comerciantes ingleses se interesan por comprar vinos portugueses; estos vinos no soportaban los largos viajes en los barcos en los que los transportaban, así que empezaron a fortalecerlos con aguardiente para que no se estropearan.

Fin de semana en Oporto. Bodega

Es el momento entonces de hacer el Crucero de "Las 5 Pontes", incluído en la Oferta "Escapada a Oporto" de Reservalow.com, en los que navegarás por el río Douro, y descubrirás vistas de la ciudad única. No guardarás tu cámara de fotos ni un momento! 

Comer en Oporto

Podréis encontrar restaurantes para todos los gustos y presupuestos; algunos lugares ofrecen el plato del día a precios baratísimo (menos de 5€), mientras que los restaurantes de mayor categoría ofrecen menús para aquellos presupuestos menos ajustados.

En Portugal el horario de la comida, (almoço en portugués) es sobre las 13 horas y el de la cena (jantar), cerca de las 20 horas. Es importante que no retraséis mucho la hora de la cena ya que muchos restaurantes comienzan a cerrar sobre las 21 horas.

Oporto es una ciudad con una gastronomía muy variada que permite degustar una gran cantidad de sabores típicos de Portugal. Aunque sin duda alguna el plato estrella de Oporto es el bacalao preparado de diferentes formas, otro de los platos preferidos en Oporto son las "Tripas a moda do Porto", similares a una fabada con callos, que dan nombre a los habitantes de Oporto, “Tripeiros”, por haberlas inventado. Las "francesinhas" son una especie de sándwich de jamón, queso, salchicha fresca, filete de ternera, huevo y otros ingredientes.

Al igual que en el resto de Portugal, otro de los platos típicos de Oporto son las sopas. Las hay de montones de sabores y por todas partes, encontraréis restaurantes de comida rápida que solo venden sopas e incluso en los McDonalds podréis disfrutar de una sopita caliente.

Si bien la repostería en general es de una calidad muy alta, uno de los postres que merece la pena probar son las "natas", unos pastelitos de crema hecha a base de nata que recuerdan mucho a los famosos "pastéis de Belém", típicos de Lisboa.

Para acompañar según que platos, nada mejor que degustar un buen vino de Oporto.

Cuidado con los aperitivos! En los restaurantes normalmente ponen sobre la mesa unos aperitivos que no van incluidos con la comida como en España, sino que si se consumen deben pagarse aparte. En muchos de los restaurantes ya lo advierten para evitar malos entendidos.

Es importante también que sepáis que las raciones de comida suelen ser bastante generosas y en algunos restaurantes ofrecen la posiblidad de pedir medias raciones.

¿Tienes más tiempo?

Si vais a estar más días en Oporto y ya habéis hecho nuestro itinerario básico, no os preocupéis, todavía quedan muchas cosas interesantes por ver; el Museo Soares dos Reis, el Museo del Tranvía, la Iglesia San Lorenzo dos Grilos y un sinfín de lugares que no dejarán lugar al aburrimiento.